Recursos Humanos 2.0

Comunidad de los profesionales en Recursos Humanos & RRHH 2.0

Sobre la discriminación laboral en Argentina - Primera Parte

Por Araceli Noemi Lopez (*)

Discriminar significa diferenciar, distinguir, separar una cosa de otra. La discriminación es una situación en la que una persona o grupo es tratada de forma desfavorable a causa de prejuicios, generalmente por pertenecer a una categoría social distinta; debe distinguirse de la discriminación positiva (que supone diferenciación y reconocimiento).

Entre esas categorías se encuentran la raza, la orientación sexual, la religión, el rango socioeconómico, la edad y la discapacidad. Existe una amplia legislación contra la discriminación en materia de igualdad de oportunidades de empleo, vivienda y bienes y servicios.


 Algunos estudios ubican una raíz biológica al basamento cultural de la discriminación moderna, en una conducta adquirida hace no menos de 250 mil años en la convivencia entre el hombre de Nehardenthal y el Cromagnon en la Europa de la última Glaciación. En esas circunstancias el hombre moderno debía tener una desarrollada capacidad para detectar las diferencias de manera rápida y a la distancia de clanes que disputaban la escasa comida disponible y el abrigo de refugios y cavernas. Diferenciarse y apartar eran condiciones necesarias para la supervivencia del grupo.


 En la mayor parte de los países se practica la discriminación contra extranjeros y otras minorías dentro de sus fronteras. Esta discriminación puede ser por razones de religión (como la existente entre protestantes y católicos o entre musulmanes y judíos), por razones de raza (como la política de apartheid que se practicó en Sudáfrica entre 1948 y 1992; y la contención legal de extranjeros del Magreb en Italia y España y de países orientales en la Europa actual) o por razones de sexo (como ocurre en muchos países donde las mujeres tienen derechos muy limitados, o la discriminación a homosexuales).


 La legislación de cada país debería ser el medio para combatir la discriminación, pero con frecuencia son precisamente estas leyes las que, de forma activa o pasiva, alientan las prácticas discriminatorias. Por lo general se ha observado que la discriminación aumenta de forma considerable en períodos de recesión económica, en donde la población vuelca su insatisfacción sobre otros grupos étnicos o religiosos considerados como presuntos causantes de esta situación.


 Los esfuerzos internacionales para combatir la discriminación han sido casi inexistentes hasta la aprobación de la Carta de las Naciones Unidas (ONU) en 1945. Uno de los objetivos de este documento era fomentar "el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los individuos sin distinción de raza, sexo, idioma o religión".

 

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, contiene una amplia afirmación de los Derechos Humanos, aunque carece de efecto vinculante sobre los Estados miembros. Posteriormente la Asamblea General aprobó el Acuerdo sobre Derechos Civiles y Políticos (que entró en vigor en 1976), así como acuerdos específicos sobre prevención y penalización del genocidio y sobre eliminación de cualquier forma de discriminación racial. Estos acuerdos fueron firmados por la gran mayoría de los países, entre los que no se encontraba Estados Unidos, aunque en febrero de 1986 el Senado de este país respaldó la condena de la ONU sobre el genocidio.


 El principal obstáculo a la protección internacional de los derechos humanos es el hecho de que la mayoría de los países no aceptan la intervención en sus asuntos internos, y no reconocen la discriminación de sus propios ciudadanos. En cierta medida esta dificultad ha podido ser solventada por organizaciones como la Comisión Europea de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Algunas organizaciones independientes, como Amnistía Internacional, trabajan por la protección de los derechos humanos y contra la discriminación en todo el mundo.

 

(*) Araceli Noemi Lopez es especialista en el gerenciamiento de recursos humanos y la administración de empresas. 

Visitas: 4780

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Recursos Humanos 2.0 para agregar comentarios!

Participar en Recursos Humanos 2.0

© 2018   Creado por Eduardo Olmos Landeros.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio